Postres,  Recetas

Pastel de queso

Hola, hola, aquell@s que me visitabais hace mil años os habréis dado cuenta que el blog ha sufrido una serie de modificaciones, y es que, desde aquella vez que se apropiaron de mi nombre, aquellas señoritas ligera de ropa, no dejaba de tener problemas, tanto para visitar vuestros blogs, como para modificar el mío, así que me he liado la manta a la cabeza y con dominio y plataforma nueva, vuelvo con aire fresco (aunque haga mucho calor) y energías renovadas. Todavía queda mucho que modificar y configurar, así que tendréis que perdonarme. La gente que entiende de estas cosas (que no es mi caso), no recomiendan publicar una página hasta que no esté finalizada, pero ya sabéis que soy un poco desastre y me gusta nadar contra corriente.

Para hacerme perdonar, traigo una receta, que se prepara en un plis, plas, no necesita horno y además está muy, muy rica.


Ingredientes:

Un litro de nata de cocinar ( no la montar)

2 sobres de cuajada.

10 quesitos (tipo el caserío)

3 cucharadas de azúcar.

8 sobaos.

Caramelo para untar el molde, he usado uno rectangular

Un poco de almíbar ligero (lo podemos hacer con 150 gr de agua, 100 gramos de azúcar). Si le añadimos un chorrete de café y un chorro de ron, ya nos hacen la ola, aunque si hay niños lo quitamos.

Vamos con la preparación

Le ponemos un poco de caramelo a la base del molde y a las paredes.

Del litro de nata separamos un vaso le echamos los sobres de cuajada, removiendo bien para que se integre todo.

El resto de la nata la  ponemos en un cazo junto con el azúcar, y los quesitos. Cuando está bien caliente (sin que llegue a hervir) le añadimos la mezcla que tenemos de nata/cuajada y dejamos hasta que hierva.

Yo aquí le paso la batidora para que no le salgan grumos.

Vertemos en el molde que teníamos preparado. Empapamos los sobaos en almíbar y se los ponemos por encima, dejamos enfriar, volcamos en una fuente y a disfrutar se ha dicho.

En esta ocasión tenía unas magdalenas valencianas que estaban a punto de pasar a mejor vida y las aproveché por que no se me estropearan, pero os aseguro que queda mucho mejor con sobaos. 

print

Soy una persona alegre, entusiasta y muy positiva. Le pongo corazón a todo lo que hago y disfruto de los pequeños placeres de la vida. Me gusta la lectura, la panadería, la pastelería y cocinar para la gente que quiero al ritmo de una buena música.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *