Pinchos y aperitivos,  Recetas

EMPANADILLAS DE APROVECHAMIENTO

Los que me conocéis desde hace tiempo ya sabéis que si hay algo que no soporto es tirar la comida. A veces nos liamos la manta a la cabeza y nos ponemos a cocinar como si en casa fuéramos 20 personas y claro, no siempre apetece acabar comiendo todos los días de la semana ese lacón asado de 6 kg que habíamos preparado para 4. Cuando sobran platos de cuchara es muy fácil, metemos en un tarro de cristal esterilizado cerramos bien con una tapa nueva (muy importante) y cocemos durante 20 minutos y ya tenemos un plato de lentejas ( por ejemplo) preparado para un día que andemos apurados. El caso es que es que en esta ocasión había preparado al horno una pieza estupenda de aguja de cerdo entera (que queda buenísima) y había sobrado un poco, así que me dije, pues nada para que me rinda un poco más, le añado un chorizo cortado a trocitos pequeños y ya está. 


NECESITAMOS LOS SIGUIENTES INGREDIENTES:

Para la masa:
Salvo que queramos preparar para congelar con una taza de las del café nos llegará para usarla  como medida. En caso de que queramos preparar muchas usaremos un vaso de los de agua.
Una taza de vino blanco,
Una taza de agua
Media taza de aceite de oliva suave
Una cucharilla rasa de sal.
Harina (la necesaria )

Para el relleno:
Restos que nos halla quedado de pollo, carne, cocido, pescado…recordad que es una receta de aprovechamiento.
Una cebolla, un pimiento rojo, verde,  una zanahoria,  un bote de tomate triturado o tomate pelado y escurrido. Ajo, perejil y vino blanco.

ASÍ DE FÁCIL LAS PREPARAMOS:

Primero hacemos el relleno para que esté frío.  
Echamos un chorrete de aceite en una sartén y cuando está caliente le añadimos la cebolla, el pimiento, la zanahoria  cortados pequeñitos  (echamos un poco de sal para que se haga con mayor facilidad) hasta que esté pochada. Añadimos las sobras de carne, pollo, etc, que le queramos poner. Le echamos un majado de ajo con perejil y un chorrete de vino blanco. Dejamos evaporar. 
Por último el tomate triturado y lo dejamos hasta que reduzca.  añadimos más sal si fuera necesario.
Dejamos enfriar.

Para hacer la masa: mezclamos en un bol o similar el agua vino, sal y aceite y vamos añadiendo harina de trigo  hasta formar una masa que no se pegue a las manos , no debemos trabajarla en exceso ya que sino se pone correosa. 
La podríamos usar ya, pero mejor si la dejamos reposar una media hora. 
Echamos un poco de harina sobre la encimera  y formamos bolitas .
Las estiramos con un rodillo, ponemos un poco del relleno con una cuchara, sellamos los bordes con un tenedor y pinchamos para que no revienten.
Cuando las tengamos todas preparadas, freimos en abundante aceite hasta que esten doradas. Sacamos sobre papel absorbente y a disfrutarrrrrrrrrrrr.

Como veis, de un plato que ha sobrado podemos preparar otro incluso mejor. Y que no os dé miedo hacer la masa casera, es mas fácil de hacer que de explicar, os lo digo yo.
Abrigaros muy bien y salir a disfrutarrrr, feliz semana. 

print

Soy una persona alegre, entusiasta y muy positiva. Le pongo corazón a todo lo que hago y disfruto de los pequeños placeres de la vida. Me gusta la lectura, la panadería, la pastelería y cocinar para la gente que quiero al ritmo de una buena música.

No Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *